logo
  • Mi portal
  • Vídeos
  • Audios
  • Galería
  • Contáctenos
  • Intranet
  • Login
  • Alemania
    Angola
    Argentina
    Bolivia
    Brasil
    Chile
    Colombia
    Costa Rica
    Cuba
    Ecuador
    España
    Guatemala
    Haití
    Honduras
    Inglaterra
    Italia
    México
    Panamá
    Paraguay
    Perú
    República Democrática de Congo
    República Dominicana
    Venezuela

"Tengo Sed"

Youtube Misioneras de la Madre Laura Twitter Misioneras de la Madre Laura Facebook Misioneras de la Madre Laura Instagram Misioneras de la Madre Laura

Noticias

Inicio > Noticias

EXPERIENCIAS DE VIDA Y MISIÓN QUE ANIMAN NUESTRO CAMINAR

"Lo que Dios me pide es solamente amor, con Él la más pequeña obra vale más que todo el mundo” (Santa Laura) 

La Provincia La Inmaculada de Medellín, ha vivido en estos días acontecimientos importantes y significativos que nos han permitido experimentar nuevamente la riqueza de compartir y celebrar la vida después de un largo tiempo en el que la realidad de la pandemia nos obligó a “no salir, mantener las distancias, el auto cuidado, reinventar otros modos como han sido los encuentros virtuales, utilizar más las redes sociales” para que pudiéramos al menos continuar motivándonos, acompañándonos, desde la oración y juntas hacer frente a los desafíos, sin dejar de soñar que llegaría un momento en que podríamos de nuevo encontrarnos y descubrir juntas que Dios sigue conduciendo la historia.

Y así ha sucedido con nuestras hermanas que han celebrado sus bodas de diamante, oro y plata, de vida consagrada, nada más y nada menos que veintidós en total.

Dios las miró con amor, quiso contar con ellas para continuar su obra y las invitó a una misión especial; saciar la sed de Jesús, como lo hizo la Madre Laura. Porque "con amor eterno las amó y las atrajo hacia Él. Solo en torno a su amor, se ha ido forjando la existencia y misión de cada una de ellas.

Acoger la invitación significó abandonar la barca de las seguridades y dejar a Dios realizar su proyecto en sus vidas.

Con gozo en el corazón y emocionadas por el momento tan importante que viven nuestras hermanas, se celebró la Eucaristía, el día 30 de junio en el templo de la Luz, Santuario de Santa Laura Montoya para dar gracias a Dios por estas queridas hermanas que han dejado sus huellas en la historia de la Congregación.

Y como no compartir la experiencia vivida a lo largo de estos años de entrega, de generosidad, de decir cada día sí al Señor, aquí estoy. Desde el testimonio de vida de nuestras hermanas, sintamos la invitación que Dios nos hace a cada una.

 

“El que pierda la vida por mí, la encontrará”

Celebrar mis 25 años de vida consagrada, es un motivo muy especial para dar gracias a Dios por el don de la vocación que me ha concedido, con una entrega en fidelidad y perseverancia.

Durante estos años me miró con amor, quiso contar conmigo para continuar su obra y me invitó a una misión especial. Lo esencial es y será siempre el amor con el que Él dirige mi vida, me cuida desde dentro, forjando mi existir y misión como misionera de la madre Laura. Desde mi consagración busco saciar la Sed de Cristo, en el anhelo de todos.

Doy gracias a mi familia por su apoyo y acompañamiento en este caminar, por tantas hermanas que a lo largo de estos años me han orientado y guiado en mi crecimiento personal, espiritual y comunitario, desde su testimonio de vida como consagradas.

Gracias a los diferentes pueblos con quienes he crecido, desde su riqueza cultural, haciendo historia en mi búsqueda del anuncio del Reino. Gracias Señor por darme la oportunidad de donarme y gastarme al servicio de los más necesitados.

Hoy al renovar nuevamente mi compromiso te digo sí hasta el final, como María la fiel discípula haciendo siempre tu voluntad.

Hermana Olga Urrego 25 años de vida consagrada

 

Estoy feliz, estoy de fiesta y estoy muy agradecida con Dios

Los 50 años de vida religiosa me ha dado interiormente una gran alegría al sentir que Dios en mi está cumpliendo su promesa “YO estaré contigo hasta…” he recorrido mar, ríos y montañas en todos ellos encontré personas deseosas de saber algo de Dios y de trasmitir mi experiencia, quizás algunas veces más de contenido que de vivencia y testimonio con mi vida, pero Él sabe solucionar estar falencias y como se dice “El siempre gana”

Me siento feliz de mis 75 años de vida, le he entregado al Señor 50 vividos en diferentes lugares y es de agradecerle que aún me tiene con salud y ánimo para continuar en su servicio y de ir a otros lugares.

En la preparación espiritual de 10 días para celebrar estos 50 años de vida religiosa he recordado las misiones en las que he estado, los pueblos con los cuales compartí mi vida misionera, las diferentes actividades pastorales que he realizados, las hermanas con las que he vivido, los servicios que he prestado a mi congregación y los diferentes misioneros y misioneras de otras comunidades con los que he trabajado.

También me hice un recuento de las hermanas que profesamos ese enero de 1971 y al ver la foto darme cuenta de las que estamos y las que no, unas de ellas se retiraron al darse cuenta que este no era su camino, otras porque ya están gozando de la vida eterna y de las que estamos mirarnos con ánimo a pesar de las diferentes limitaciones y enfermedades adquiridas por el trabajo o como es natural por la edad.

Ya estamos declinado, pero detrás están muchas que continuaran la obra de Madre Laura y pido al Señor que envié más obreras a su mies para la continuidad de este bello carisma que Él dio a la iglesia en la persona de Santa Laura.

GRACIAS SEÑOR POR CONTAR CONMIGO EN EL ANUNCIO DE TU REINO HAS QUE SEA FIEL A EL.

Hermana Alcira Orrego Vargas m.m.l.

 

50 AÑOS DE VIDA CONSAGRADA A DIOS.

Sí, son 50 años que han pasado, dedicados al servicio de Dios desde la Congregación de Misioneras de la Madre Laura; retomando la historia de mi vida, soy una mujer privilegiada, nací en un hogar donde mis padres sembraron la semilla de la fe y la esperanza, en él aprendí a amar, respetar y ser solidaria con los demás. Sin darme cuenta fui descubriendo que el Dios del amor me tenía predestinada para servir con todas mis fuerzas en la entrega evangelizadora, misión que debía cumplir en el servicio y entrega total en favor de los más necesitados.

Nuestro Padre Dios, conociendo mis debilidades y fortalezas creyó en mí, me dio y continúa dándome las herramientas para estar firme en mi vocación; es por lo que he dedicado cada hora y cada día de mi vida a la oración, profundizando en su palabra desde la enseñanza y el ejemplo de Santa Laura. Resalto además la compañía y fraternidad solidaria de mis hermanas religiosas, su generosidad y comprensión, porque han sabido entenderme a lo largo de estos 50 años de vida consagrada, para ellas mi gran reconocimiento y gratitud. 

Hoy es  la oportunidad de dar gracias a Dios por permitirme haber caminado a lo largo de estos años en su presencia desde mi vocación religiosa, gracias  infinitas Señor; hoy es la oportunidad de renovar mis promesas bautismales, con el gran compromiso de seguir trabajando por el anuncio del evangelio a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, es hora de invocar a la Virgen María, a los patronos de la congregación para que continúen  fortaleciéndome en cada momento de mi vida para continuar con mi misión evangelizadora y de servicio.

Haciendo un discernimiento en presencia del Espíritu Santo, vivo bajo la mirada de Dios, que ha sido testigo de mi compromiso, que con su amor y gracia incondicional   me ha permitido sostenerme y perseverar en ese “SI” que le di al Señor el día de mi profesión, para dar testimonio de mis compromisos bautismales, y la consagración en la comunidad de Misioneras de la Madre Laura, con el anuncio de la Palabra a los indígenas, afrodescendientes y en general con los más necesitados, de acuerdo al carisma de la congregación en la cual he realizado la entrega a Dios en el servicio generoso del anuncio del Reino.

Es tiempo especial de acción de gracias a Dios, porque Él me ha permitido celebrar 50 años de vida consagrada cómo Misionera de la Madre Laura. Son años que han pasado muy rápido cómo el soplo del Espíritu Santo, llenándome de fortaleza, sentido de pertenencia, sabiduría y entusiasmo para servir al Señor a través de mis hermanas y pueblos que he acompañado.

Celebrar 50 años, es celebrar la gracia de la fidelidad de Dios en mi vida. Un Dios a quien por gracia suya me consagré en pobreza, castidad y obediencia, un Dios que me ha acompañado cada día de mi vida.

Las palabras se quedan cortas para agradecer tantos Dones, bondades y misericordia del Señor; al Espíritu Santo y la Virgen María, gracias a ellos que han hecho posible que, en medio de mi pobreza y debilidad, pueda decir con fe y alegría “HAGASE”.

Gracias Madre Laura, por hacerme partícipe del carisma que infundiste a la congregación y su lema, el SITIO para calmar la Sed de Jesús en los más pobres.

Doy gracias a Dios porque aún en medio de esta pandemia, en medio de tanto dolor de la humanidad, de tantas muertes y tantas lágrimas derramadas, me permite celebrar el misterio de la vida y fidelidad a Dios.

Gracias a mi Congregación religiosa por acogerme en un lugar donde he crecido, donde me han enseñado a vivir en fraternidad y a experimentar el amor de Dios y anuncio de su Palabra.

Gracias a mi familia por apoyarme y acompañarme en este caminar, gracias a mis amigos que me han fortalecido y a todos por estar siempre ahí para animarme a ser mejor cada día.

Gracias a todos los docentes y directivos con los que trabajé y compartí la experiencia de la docencia, por mostrarme nuevos horizontes y nuevas pedagogías.

Gracias Padre Dios por amarme; Porque tengo la certeza que estarás siempre conmigo hasta el final.

Hna. María Isabel Londoño Vásquez

EXPERIENCIAS DE VIDA Y MISIÓN QUE ANIMAN NUESTRO CAMINAR
Celebración de Bodas
Hermanas Bodas de Oro
Bodas de Plata
Hna. Olga Urrego
Isabel Londoño

  • misioneros-seglares3230.jpg

    Misioneros seglares

    "Felices los que evangelizan , porque brillarán entre los Bienaventurados como el sol en medio de las estrell...

  • santa-laura-montoya3227.jpg

    Santa Laura Montoya

    Celebramos con alegría la Fiesta de Santa Laura, ...

  • encuentro-academico-santa-laura-montoya3226.jpeg

    Encuentro Académico Santa Laura Montoya

    Evento a realizarse el viernes 22 de octubre de 9 am - 6 pm, de forma presencial y virtual...

  • novena-a-santa-laura3223.jpg

    Novena a Santa Laura

    Novena Virtual a Santa Laura, del 12 - 20 de octubre, animada por la familia Laurita...

  • 25-anos---misioneros-seglares-medellin-3221.jpeg

    25 años - Misioneros seglares Medellín

    Damos gracias por los 25 de vida y compromiso misioneros del Grupo de Medellín....

  • profesion-religiosa-hna-hilda-ajanel3220.jpeg

    Profesión Religiosa Hna. Hilda Ajanel

    Profesión religiosa de Hna. Hilda Ajanel. en Guatemala...

  • misioneros-seglares-madre-laura3213.jpg

    MISIONEROS SEGLARES MADRE LAURA

    Visita fraterna a los misioneros seglares Madre Laura de la Zona Costa ...

  • asamblea-provincial-la-inmaculada,-medellin-3211.jpg

    ASAMBLEA PROVINCIAL LA INMACULADA, MEDELLÍN

    La Provincia de la Inmaculada de Medellín vive la experiencia de la Asamblea para continuar tejiendo vida e h...

  • actividades-julio3204.png

    Actividades Julio

    ...

  • encuentro-virtual-hermanas-junioras3202.png

    Encuentro Virtual Hermanas Junioras

    Se realizará el encuentro virtual de hermanas junioras de la Familia Laurita, del 19 junio al 7 julio...

  • actividades-de-junio3201.png

    Actividades de Junio

    ...

  • fechas-especiales-mayo3198.jpg

    Fechas especiales Mayo

    ...